lunes, 5 de mayo de 2008

Las pinzas



Deben ser bien largas para mantener las manos lejos del calor. Es peligroso e incómodo ir volteando algo en una sartén con un tenedor o una cuchara mientras si fríe a buena temperatura y el aceite salta y nos quema la mano.
De madera o metal según nos convenga son muy necesarias para manipular los trozos de vianda en los recipientes según se van dorando o para girar una buena chuleta en la plancha.
Si la sartén tiene un recubrimiento antiadherente es mejor que sean de madera o plástico resistentes al calor.

1 comentario:

cuatro especias dijo...

Te comentaré que no soy muy amiga de las pinzas, me defiendo mejor con tenedores largos y palas para voltear sobre la plancha.
Supongo que es cuestión de gustos.
4E