miércoles, 4 de septiembre de 2019

Huevos revueltos con pimientos asados



Sencillo.
Tratamos de hacer tiras un pimiento asado libre de piel y semillas
Hacemos un revuelto con  tres huevos según esta receta prescindindo si acaso de los espárragos y en el último momento añadimos las tiras de pimiento. 
Es buena idea utilizar también cierta cantidad de lardones de tocino dorados al inicio del proceso en la mantequilla que dispondremos para ligar la crema de huevo.
Sobre el conjunto no vienen mal poner buen queso de oveja rallado y un apunte de perejil.

 El búho que vela los sueños...

viernes, 30 de agosto de 2019

Fideos a la cazuela (*)



Aseguremos tener a mano unos 400gr de fideos gruesos.
Aprontemos también 250gr de costilla de cerdo en trozos pequeños y dos salchichas frescas en trozos menudos. Y, ya que estamos, un trozo de tocineta lo cortaremos en pequeños lardones.
Sazonaremos y doraremos costilla, salchichas y tocineta, por este orden y reservaremos.
Mientras tanto, picaremos una cebolla hermosa y rallaremos dos tomates maduros. Un par de dientes de ajo los trataremos igual que la cebolla. Reservamos.
Doradas las carnes, en el mismo recipiente, aprovechando la grasa residual,  pocharemos la cebolla y el ajo muy despacio. Convertido lo anterior en suave masa, añadiremos el tomate que dejaremos reducir sazonando el conjunto.
Entretanto resolveremos una  picada en el almirez: machacando un diente de ajo con unas cuantas avellanas o almendras tostadas, azafrán en polvo y perejil. Reservamos.
Juntamos carnes y sofrito en la cazuela y añadimos los fideos removiendo.
Echamos sobre el guiso agua y/o caldo hirviendo apenas a cubrir y dejaremos que cueza durante unos 20’. Si queda muy en seco, incorporaremos más líquido.
La picada la pondremos a media cocción y dejaremos acabar de cocer.
Sobre la superficie del guiso, espolvorearemos queso manchego rallado o parmesano honrado.  
A la mesa!
 (* Según receta de Mercê Vidal i Moros)


lunes, 26 de agosto de 2019

Tortilla de calabacín, pimientos y queso "feta"



Para hacer esta totilla necesitaremos  un calabacín grande y hermoso, pelado y despepitado, que reduciremos a cubos menudos; tres pimientos de huerta conocida que, desprovisto de semilla cortaremos en tiras y cuadrados; y queso feta (oveja) en la cantidad que deseemos.
Freímos en aceite de oliva a temperatura suave calabacín y pimiento hasta que estén blandos y los dejamos escurrir sobre papel de cocina. A todo esto, ya teníamos batidos a punto de tortilla (no muy batidos…) tres huevos de gallinas honradas y felices.
Salamos relleno y lo vertemos en el huevo también sazonado, sin olvidarnos del queso desmenuzado; dejemos reposar un poco y ya lo ponemos a la sartén a fuego medio primero para bajar la temperatura a continuación.
Volteada en el aire o con ayuda de plato propiciatorio, la dejamos cuajar por la cara B y no nos queda más que presentarla en el plato más bonito que tengamos.


jueves, 15 de agosto de 2019

Ensaladilla de coliflor y brócoli



Reduzcamos un repollo y  un brócoli a ramilletes menudos. Hagamos cubos diminutos con dos pimientos: rojo y verde. Hagamos lo mismo con una zanahoria hermosa y dos patatas medianas.  Pongamos todo a cocer en un mínimo de agua.
Debemos tener una mayonesa casera hecha con aceite de oliva suave, tipo de medio litro.
Escurramos las hortalizas a conciencia y pongámosla en recipiente amplio. Añadamos al conjunto un huevo cocido desmenuzado y la cantidad que consideremos de atún en aceite de oliva. Si tuviéramos restos de pollo cocido no le irían mal.  Añadamos aceitunas y pepinos encurtidos trinchados si los tememos a mano. Podemos abundar con anchoas,  guisantes, alcaparras, espárragos verdes… Lo que vaya cayendo. Salemos al gusto.
Aliñemos el conjunto mientras los ingredientes están templados con la mahonesa casera y mezclemos bien. Dejamos enfriar y reposar en la nevera si se va a tardar en comer o llevémoslas al plato  si nos urge. Al ataque!!


domingo, 11 de agosto de 2019

Pollo asado relleno de garbanzos y limón (*)



Primero y principal: nos hacemos con un pollo de calidad. Limpio de polvo y paja pasamos a sazonarlo: lo untamos de mantequilla y bajo la piel de la pechuga que separaremos delicadamente introducimos mantequilla mezclada con romero o albahaca.  A continuación, nos metemos a salpimentarlo por dentro y por fuera: a conciencia para que coja tempero.
Entretanto hemos lavado unos 300gr de garbanzos cocidos y los hemos puesto a escurrir. Ahora los vamos a meter dentro del animal para acabar tapando el relleno con un limón. Es aconsejable bridar el bicho (En youtube hay infinidad de videos que muestran cómo…).
Irá al horno precalentado a 200ºC junto con una cabeza de ajo entera en una fuente de horno que llevará en el fondo medio dedo de agua. Se dorará así durante 10min. Al cabo de los cuales bajaremos la temperatura a 180ºC. En unos 45’ o 60’ el ave estará asada.
Entretanto preparamos la salsa para los garbanzos: AOVE, vinagre de jerez, mostaza, sal y pimienta en proporciones sensatas. La batiremos para emulsionarla que es una manera sabidilla de decir que la mezclamos bien.
Sacamos el pollo cuándo consideremos que está asado y lo dejaremos reposar tapado, no sin antes haberlo vaciado de limón y garbanzos.
 Extraeremos la pulpa de los ajos asado y la añadiremos a la vinagreta; el zumo de limón asado tendrá el mismo destino (hay que ser prudente, tal vez el zumo de medio sea suficiente…). Sumaremos los garbanzos y aplastaremos el conjunto para obtener un puré basto.
Trincharemos la pieza según sepamos y la emplataremos salseándolo con el contenido residual de la fuente de hornear. Finalmente, lo llevaremos a la mesa guarnecido con el puré de garbanzo.

(* Basada en receta original de Gordon Ramsay)