lunes, 18 de marzo de 2019

Pechuga de pollo adobada con aguacate y mostaza antigua



Adobamos durante un mínimo de doce horas y un máximo de veinticuatro, una pechuga de pollo reducida a cubos generosos con ajo machado, perejil trinchado, pimentón  dulce,  pimienta y zumo de limón. 
Ponemos aceite de oliva en una sartén o cazuela de bordes altos y doramos el pollo a conciencia. Hecho, lo dejamos a fuego muy bajo después de mojar con vino blanco seco con el que desglasamos y nos sirve para espesar la salsa.

Versión bocadiillo...!!!

Mientras tanto emplatamos después de sazonada lechuga, tomate y aguacate. Sobre este conjunto colocamos la pechuga cortada y con su punto de sal flanqueada por pepinillo en vinagre y salseamos con mostaza antigua emulsionada con AOVE y regamos con zumo de limón. 


sábado, 16 de marzo de 2019

“Frittata” de cebolla, tomate, queso y perejil



¿Dos personas?
En una sartén caliente ponemos dos nueces de mantequilla y en ella sofreímos una cebolla mediana bien picada y los tres cuartos de un tomate grande reducido a cubos.
Mientras tanto batimos seis huevos punto de tortilla y los salpimentamos


En cuanto  el contenido de la sartén ablandó convenientemente, vertemos el huevo y bajamos el fuego para que cuaje lento pero seguro. Mientras lo hace rallamos queso parmesano sobre el conjunto y esparcimos sobre el todo el resto del tomate y un buen puñado de hojas de perejil bien picado.
Dejamos que cuaje lento y al solidificar a tu gusto trasladas la “frittata” a un plato de servicio adecuado.


jueves, 14 de marzo de 2019

Ensalada templada de coliflor, zanahoria y repollo



Picamos grueso medio repollo y en ramilletes una coliflor pequeña. Tres o cuatro zanahorias tiernas las cortamos en bisel  y ponemos a cocer el conjunto en agua con sal.
Mientras tanto hacemos una vinagreta con tahine, ajo,  zumo de limón, agua, AOVE, pimienta y sal. Emulsionamos y reservamos. Si conviene podemos prescindir deltahine.
Cortamos en juliana una cebolla y picamos un puñado de perejil. Reservamos.
Una vez cocidas las verduras las escurrimos muy bien y las aliñamos en calientes con comino, pimentón dulce y picante , pimienta y sal. Ahora añadimos la cebolla en juliana y el perejil.
En cada plato aliñamos con la vinagreta de tahine.


martes, 5 de marzo de 2019

“Ragut” de ternera gallega


“Ragut” de ternera gallega
El “ragut” viene siendo un estofado dorando la carne y cortándola en porciones pequeñas. Se acompaña de aromáticos y admite patatas u otra guarnición según gusto y/o disponibilidad.
Cortamos en porciones pequeñas la carne de aguja de ternera o la que tengamos a mano y la doramos en aceite de oliva después de salpimentarla en una tartera de fondo grueso o, mejor, en una “cocotte”. 



Retiramos la carne bien dorada y sofreímos zanahoria, pimiento verde, cebolla, ajo y puerro. Todo bien picado. Esto nos servirá para desglasar el fondo de la tartera, pero podemos añadir un chorro de vino blanco cuando las verduras estén bien doradas. Esperamos que se evapore el alcohol e incorporamos tomate triturado;  no demasiado se trata de proporcionar aroma y no imponer su presencia. Al perder el agua e ir espesando ponemos patatas cortadas en cuartos y le damos unas vueltas.
Ahora sazonamos: laurel, un palo de canela, unas avellanas picadas, perejil picado, sal y pimienta. Si está un poco seco añadimos un poquito de agua, no demasiada. Debe hacerse en su propio jugo. Cocerá tapada a fuego muy bajo durante un par de horas. 

miércoles, 20 de febrero de 2019

Pechugas de pollo estofadas



¿2-4 personas?
Compramos una pechuga de pollo grande, para estofar va bien que sea grande porque la cocción será lenta. Si el pollo es casero, mejor que mejor.
Echaremos mano de una cocotte de hierro fundido o una tartera de fondo grueso. Estofar es una técnica de cocción en la que la vianda cuece lenta en compañía de verduras aromáticas y apenas líquido añadido, después de dorada.
Trabajaremos la pechuga sin cortarla, apenas la limpiaremos de adherencias grasas. La salpimentamos y la llevamos a dorar a la cazuela de hierro. Mientras tanto picamos un diente de ajo, cebolla, pimiento verde, rojo, una punta de apio, un tomate pequeño rallado y un poco de calabacín.
Sacamos el pollo y fondeamos las verduras hasta que ablanden. Añadimos sal, tomillo y pimienta. Mojamos con un chorro de vino blanco y la misma cantidad de vermut rojo. Dejamos evaporar el alcohol y ponemos la pechuga en el cacharro. Tapamos y bajamos el fuego al mínimo de lo mínimo. Así cocerá durante una hora o una hora y media.
Sacamos entonces la pechuga, reducimos la salsa metiéndole caña al fuego y la acabamos de ligar con una nuez de mantequilla.
Volvemos a poner el pollo y le damos calor. Servimos en fileteándola y salseando con el mojo.