lunes, 25 de julio de 2016

Pollo al “Curry”




Troceamos dos pechugas enteras, en trozos de aproximadamente dos bocados. Salpimentamos y reservamos.
En una cacerola de fondo grueso o en el utensilio que puede hacer tal función, ponemos aceite de coco virgen extra (*), En esta grasa doramos el pollo.
Mientras tanto picamos una cebolla grande, un par de dientes de ajo y una manzana en diminutos cubos.



Una vez reservado el pollo, doramos cebolla, ajo y manzana en la grasa.
Mientras que vamos añadiendo una c/postre de “garam masala”, cinco c/postre de curry y una punta de chili o guindilla. Mezclamos bien y dejamos que la cebolla y manzana ablanden. Si fuera necesario añadiríamos más aceite de coco.
Acabado el proceso, incorporamos el pollo y mojamos con leche de coco  hasta cubrir




 Llevamos a hervir y bajamos el fuego.
Cocerá durante media hora y la salsa se espesará. Si fuera necesario reduciríamos la salsa antes de servir.
A banda, preparamos un arroz blanco para guarnecer.
 (*) Si no conseguímo aceite de coco, podemos utilizar aceite de oliva.


viernes, 22 de julio de 2016

"Ghee" (Mantequilla cocida o manteca de leche vaca)



El "ghee" es una preparación oriental de mantequilla   que se somete a cocción y tostado de sus elementos sólidos. En Galicia se prepara la "manteca de vaca" cociendo la mantequilla para su más larga conservación y  uso en la repostería tradicional; bicas, roscones... El tostado de las partes sólidas del "ghee" le aporta matices de de color y sabor diferentes. Por lo demás se trata del mismo producto. A continuación os presento dos enlaces que informa sobre ambos aspectos.



 Ghee solidificado

.

jueves, 14 de julio de 2016

Avena trasnochada





 Los ingleses lo llaman “overnigths oats”  en castellano: “durante la noche”. Lo traduzco libremente por “avena trasnochada”, me parece más divertido pero tan poco aclaratorio como la traducción que propone su majestad Google.
En corto, se trata de que el cereal se ablande en contacto con el líquido que elijamos durante un mínimo de cinco horas al fresco de la nevera. A esta preparación básica le añadimos yogur,  semillas de lino molida, chía y frutas trinchada durante la hidratación nocturna y/o en la presentación final.
A partir de aquí las combinaciones pueden ser muchísimas

Realmente el resultado de todo el proceso es un desayuno completo y saciante de sabor muy agradable.





Colocamos en un tarro de vidrio por este orden los siguientes ingredientes:

1 yogur
3 c/s de avena
2 c/s de semillas de lino molidas
2 c/café de chía
2 vasos de yogur de leche de avena
½  plátano maduro chafado

Dejamos reposar toda la noche. A la hora del desayuno añadimos:

½ Peladillo trinchado


miércoles, 13 de julio de 2016

Yogur Natural Bio Organic Milbona de Lidl



 Estupendo yogur Bio en Lidl. Haremos algo con él próximamente


"Saltimbocca" de pollo a la romana




La “Saltimbocca"  canónicamente se prepara con carne deternera. Esta versión tiene la intención de animar unas pechugas de pollo.

Sazonamos con sal y pimienta los filetes de pechuga. Las doramos sólo por un lado en una sartén con aceite de oliva.
Las retiramos y por el lado dorado las cubrimos con una hoja de salvia y con un par de lonchas del mejor jamón que tengamos.
No conviene excederse con la salvia para que no domine su sabor, poned en cada filete una hoja pequeña, nada más.
Volvemos a la sartén con aceite y esta vez lo ponemos por el lado crudo. Dejamos que se dore bien. Bajamos el fuego y acabamos de hacer por este lado.
Le damos la vuelta y terminamos por el lado de la salvia y jamón.
Reservamos y ponemos una nuez de mantequilla en la sartén, dejamos que se funda y mojamos con vino blanco. Subimos el calor y raspamos la sartén con la espátula, Removemos y dejamos que se vaya espesando la salsa por evaporación.
Volvemos los filetes a la sartén, le damos un calor en el jugo espesado.
Emplatamos y salseamos.
Servimos y a gozar.


martes, 7 de junio de 2016

Ensalada de quinoa




Cocemos ½ kg de quinoa en agua abundante y convenientemente salada después de haberla lavado con agua fría. La dejaremoso cocer durante unos veinte minutos.
Ponemos a cocer dos huevo durante diez minutos. Reservamo pelados. Ponemos a escurrir de aceite dos latas de caballa en aceite de oliva (Mercadona)
Mientras tanto hemos cortado en pequeños dados una cebolla mediana, un tomate grandecillo y medio pimiento rojo o verde.




Trinchamos los lomos de caballa. Picamos los huevos en diminutos fragmentos.
Ponemos en una ensaladera adecuada todo el material  mencionado a excepción de la quinoa que después de cocida la habremos puesto a escurrir tras refrescarla con agua.
Aumentamos la quinoa y revolvemos para que los componentes se mezclen adecuadamente.
Sazonamos con una cucharada de postre de curry, aceite de oliva virgen extra, un aire de vinagre, sal marina (si fuera necesaria) y pimienta recién molida.
Revolvemos, probamos y dejamos enfriar en la nevera.


viernes, 13 de mayo de 2016

Calamares fritos con salsa de su tinta y mayonesa de ajo



Sofrito con tinta de calamar
Hacemos un sofrito con  aceite, cebolla, pimiento y  ajo. Cuidamos que vaya pochando despacio; para que no se queme podemos ir añadiendo un poco de vino. Cuando está la cebolla pochada ponemos el tomate rallado, los dos pimentones dulce y picante y el azafrán. Esperamos que los tomates vayan perdiendo agua.Incorporamos la tinta de los calamares, un chorro de vino blanco y un aire de sal. Dejamos hervir para que cueza y reduzca y retiramos.

Mayonesa con mostaza
 
En un vaso alto vertemos un huevo, el aceite, un chorrito de vinagre de  vino de Jerez, una pulgarada de sal y una punta de ajo rayado.
Metemos la Minipimer y damos caña desde el fondo hacia arriba a medida que va cogiendo cuerpo. Corregimos de sazón y servimos.


Fritura de los calamares
Calamares limpios, piel externa incluida. Cortados en aros, salados,  rebozados en huevo y fritos en aceite de oliva.
Servimos acompañados de sofrito, mayonesa y limón

 

Bocadillo de calamares
Con lo que nos sobre montamos un bocadilllo.
Untamos el pan con sofrito de tinta de calamar, moluco encima y  tocamos con mayonesa

viernes, 6 de mayo de 2016

Pechuga de pollo asada con hierbas aromáticas en bocadillo





Se trata de hacer un bocadillo con lo que nos sobre de una comida más formal.
Si sobra algo.
Se puede cocinar sólo el pollo o, además, el resto de guarniciones.

En pan -con tomate, con aceite, tostado con ajo y aceite o seco- colocamos la pechuga y guarnición que se detalla más abajo y que hemos comido o cenado…


Pechuga/s de pollo
Tomillo, mejor fresco
Romero, fresco, también
Perejil trinchado
Ajo laminado
Cebollino picado
Cebolla laminada (madolina?)
Pimientos de piquillo asados cortados en tiras
Yogurt griego
Sal marina semi gruesa
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de Jerez
Pimienta de recién molida
Cerveza, vino, caldo o agua

Cebolla confitada
Laminamos las cebollas (abundante, quedará muy reducida) y la ponemos a confitar en una sartén con aceite de oliva, poca cantidad de aceite, Primero a fuego vivo, después bajamos candela y vamos removiendo. Se trata que no coja color marrón, sino dorado. Para ello la mantenemos húmeda con algún líquido (caldo de carne, vino blanco, cerveza, agua...) Salamos y pimentamos. Podemos ponerle cierta cantidad de vinagre para contrarrestar el dulzor, pero con precaución.

Pechugas asadas con hierbas aromáticas
Mientras la cebolla se va haciendo... Picamos sobre la tabla cantidad abundante de tomillo, romero y perejil. Añadimos sal gruesa.
Rebozamos la carne sobre la tabla con las hierbas y la sal.
Untamos con aceite de oliva.
La llevamos a la sartén  bien caliente. La doramos por todos los lados a fuego  vivo. Bajamos el fuego y lo continuamos haciendo hasta darle el punto que deseamos.
La retiramos a una bandeja y la tapamos con papel de aluminio o un paño. Dejamos que repose durante diez minutos. Desglasamos la sartén con un chorro de cerveza y reservamos la salsa.
(En la bandeja de horno, mojamos con cerveza, caldo o agua…Recogemos la salsa resultante)

Pimientos asados
Mientras tanto,  cortamos los pimientos de piquillo en tiras y los aliñamos con ajo trinchado, sal, pimienta recién molida, aceite de oliva y un punto de vinagre de Jerez.

Salsa de yogurt
Picamos muy bien,  ¼ de cebolla grande. Un diente de ajo, lo  sometemos al mismo trato. A esto le añadimos tres c/soperas de yogurt griego. Un golpe o dos de Tabasco y una c/café del mejor Curry que encuentres. Un chorro de aceite de oliva virgen extra, unas arenas de sal y cebollino picadísimo. Revuelve, prueba y ajusta.


Servicio
Untamos el fondo de la bandeja de servicio con mostaza . Fileteamos Cortamos en filetes, emplatamos en la bandeja y rociamos con el jugo que ha ido soltando y el desglasado de la sartén o la salsa recogida de la bandeja de horno.
Espolvoreamos de sal y cebollino picado.
Acompañamos de la cebolla confitada, pimientos y salsa de yogurt.



martes, 3 de mayo de 2016

Chocolate negro Lindt - Cacao 90%

Chocolate negro Lindt - Cacao 90%
Si tomáis chocolate tened en cuenta que el mejor debe contener un mínimo de 70% de cacao. Menos no merece la pena; no es chocolate: es azúcar. Este Lindt es muy bueno.

Ventana de café

Alva - Bacalhau em azeite e alho

 Alva - Bacalhau em azeite e alho

Si vais a Portugal os animo a comprar unas latas de este bacalao. Os puede solucionar un almuerzo, merienda o incluso una comida completa si lo acompañáis con la guarnición conveniente: champiñones, judias. ensalda de tomate, pimientos asados...

Flor de manzano


viernes, 29 de abril de 2016

Huevos a la plancha con tocineta




En la tocinería pedimos que nos corten bien fina la cantidad de tocineta que nos veamos en condiciones de embaular en un plazo razonable. No os recomiendo que esté ahumada, un tocino de cerdo ibérico al natural, sin demasiada sal es mucho más conveniente.
Si en la sartén cupiesen huevos y tocino, tanto mejor; de lo contrario, iremos por etapas.
Ponemos al fuego una sartén,  que utilizaremos como si fuese una plancha,  con un hilo de aceite de oliva. Esperamos que se caliente bien.
En ella vamos cascando los huevos de más calidad que podamos. Bajamos el fuego y tapamos la sartén con la tapa de una tartera o similar. Se trata de conseguir la cocción de los huevos en su parte superior.
Retiramos los huevos de la sartén y los reservamos tapados en un plato.
En la sartén ponemos tantas lonchas finas de tocineta como sintamos que  es razonable, fijaos que digo razonable, no las que pensemos que podemos comernos: esta sería otra cantidad…
Pues bien, le damos calor y las dejamos hacer hasta que empiecen a estar crujientes pero no dejaremos que se atiesen.
Retiramos y adjuntamos a los huevos. A la mesa…



lunes, 25 de abril de 2016

Cazuela de castañeta (japuta, castanyola…)




Le pedimos a nuestra pescantina que nos prepare el pescado: eviscerado, decapitado y despellejado y que lo filetee en porciones similares a los de la imagen.
Llegado a la cocina picamos tres dientes de ajo y dos ramas de perejil y, en una taza, añadimos un chorro de aceite de oliva, un golpe de pimienta recién molida y un aire de vino blanco. Batimos el conjunto y untamos los filetes con el mejunje. Esperamos que repose un tal estado como mínimo dos horas, pero lo ideal es que se quedase así veinticuatro.
Llegado el momento echamos mano de una cebolla grandecilla y la reducimos a diminutos daditos, a dos dientes de ajo le damos igual trato (esto se llama picar en brunoise) y trinchamos menudo unas ocho ramas de perejil.

Ponemos a pochar la cebolla y el ajo en aceite de oliva. A esto le añadimos todo lo que podamos sacar del adobo del pescado. No dejaremos que este sofrito dore.

A medio camino, cuando la  cebolla blandee, ponemos el perejil. Si la temperatura sube y el contenido de la sartén quiere coger color, no le dejamos: añadimos caldo de pescado, si tenemos, o simplemente agua siempre en pequeña cantidad para no ahogar la mezcla.
Ya pochada la cebolla, ponemos el pescado por encima. Rociamos levemente con vino blanco, salamos tapamos. En unos doce minutos de fuego medio debe de estar cocido. Retiramos del fogón y lo dejamos reposar tapado cinco minutos más.
Llevamos a la  mesa y servimos.

 Caminha (Minho, Portugal)

jueves, 21 de abril de 2016

Queso eco de leche de cabra (Lugo)


Queso se ha de tomar poco. Los lácteos no son gran cosa nutritivamente. Es preferible tomar aquellos elaborados con leches menos industrializados: cabra y oveja. Este se hace en Lugo y se vende en la feria de Redondela.


Konica AR Hexanon 35mm / 2 (c.1972)

viernes, 15 de abril de 2016

Merluza de anzuelo guisada





Se compran unas hermosas rodajas de merluza o, ya puestos la merluza entera; no obstante hoy cocinaremos desde el cogote hasta la zona donde comienza e estrecharse, en la cola. El resto lo podemos preparar de otras formas.
Muy  importante, la merluza: debe estar perfectamente escamada. Habla el asunto con la pescadera de confianza que a estas alturas seguro que ya tienes adoptada. Bueno o ella te adoptó a ti.
Pues bien, pica bien fina una cebolla y un diente de ajo lo pones a sofreír con aceite de oliva en una cazuela de fondo grueso.
Vale, si no tienes una, utilizad la que puedas. Se trata de que el sofrito se haga bien despacio y sin quemarse.
Mientras tanto,  pelas una patata por persona y las haces rodajas.
Pon medio vaso de agua a calentar y antes de hervir retiramos. En esa agua echa cuatro hebras de azafrán y deja que infusione.


Cuando la cebolla va perdiendo el orgullo y bladea, añade perejil picado y moja con un poco de agua azafranada.
Ahora lleva las patatas a la cazuela y también el resto del agua. Sazona ligeramente el conjunto. Cuida que el agua no sea mucha, que apenas cubra las patatas. Deja cocer durante unos veinte minutos.
Al estar prácticamente cocidas, corona con la merluza salpimentada y rocia con unas gotas de vino blanco.
Tapa y deja cocer unos diez minutos. Al cabo de los cuales revisa que esté bien cocida sin estar acartonada. No deben quedar zonas sanguinolentas en torno a la espina central.
Si está correcta, a la mesa y a gozar. 


jueves, 14 de abril de 2016

Caballa a la plancha con sus huevas aliñadas




Todas las casas deberían tener pescadera/o de cabecera como tenemos médico asignado. Quiero decir que es fundamental tener una persona de confianza que nos suministre, en este caso, pescado. Recomiendo cultivar estas relaciones por el bien de nuestra salud y el placer de nuestro paladar.

Pues bien,  a esa pescantina de cabecera se le compran caballas (verdel, rinchas, barat…) fresquísima. Nos las deccapita y eviscera, reservando los sacos de huevas de aquellas que las contengan.
Las libera de la  espina central. En casa las  dejamos escurrir habiéndolas salado con sal marina gruesa.

A cocinar.
En agua salada se hierven las huevas durante unos cinco minutos. Se retiran y se dejan enfriar hasta el momento de aliñarlas.

Calentamos la plancha a todo calor. Echamos sobre ella un chorrillo de aceite y asamos los peces primero por el lado de la piel. Se voltean en unos tres o cuatro minutos y se pasan durante otros tres. Deben quedar bien hechos pero no secos.


Mientras tanto abrimos los sacos de las huevas (v. fotos) y las aliñamos con sal marina gruesa, pimentón dulce y picante en la proporción que nos guste y aceite de oliva virgen extra.

Aliñamos una lechuga con un par de corte de cebolla.

Emplatamos la caballa, la guarnecemos de limón y regamos con un chorro de aceite y lo llevamos todo a la mesa.

Acompañamos con una copa de vino tinto. Bueno... o blanco.


miércoles, 13 de abril de 2016

Tortilla de repollo y panceta




Pongamos que tenemos un repollo que hemos limpiado de troncho y hojas exteriores. Preparamos un recipiente con cuatro dedos de agua y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y unas arenas de sal. A esto le metemos fuego y vamos echando a la olla un buen trozo de tocineta o panceta,  un cuarto de cebolla, una punta de puerro, unas ramas de perejil y una zanahoria. Esperamos que cueza la panceta que no va a demorar más de unos veinte minutos. Retiramos todo y en el agua de cocción, cocemos el repollo que teníamos listo para tal fin.
Al estar cocido lo escurrimos, dejando un poquitín de agua en el fondo incorporamos la verdura reservada y la panceta. Calentamos. Escurrimos perfectamente y comemos.

Pues bien te ha sobrado panceta y repollo.
Trinchas todo. Bates cuatro huevos, salpimentas  Mezclas y ligas una tortilla en una sartén bien caliente.


martes, 12 de abril de 2016

Caldeirada de rubio


Caldeirada de rubio

A estas alturas ya os habréis dado cuenta que la “caldeirada” es una técnica de preparación aplicable a diferentes pescados y no una receta; si bien es modo de cocción que les sienta a unos pescados mejor que a otros.
Me explico, funciona mejor con la merluza que con la castañeta, por el tipo de encarnadura de esta última que tiene una carne que pide brasa o guiso, antes que cocción. La caldeirada le gusta a la merluza. rodaballo, bacalao, raya…
Pues bien, procurad aprender técnicas y no recetas concretas, puesto que  con aquellas resolveréis muchos platos distintos variando sólo los ingredientes principales.
Al asunto; con la misma técnica de ayer hoy le tocó el turno a un rubio, extraordinariamente fresco y pescado en la plaza de Redondela.

 Hexanon AR 50mm 1,4 (Konishiroku, 1973-75) + Konica AR T3

domingo, 10 de abril de 2016

Bacalao en caldeirada




¿4 personas?

4 postas de bacalao (200 gr /persona) desalado y escurrido de agua.
4 patatas grandes peladas y cortadas a cuartos
2 tomates
2 cebollas medianas
1 pimiento morrón hermoso
6 ramas de perejil
2 diente de ajo fileteado
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Preparamos el sofrito calentando el aceite y, sofriendo él a temperatura suave la cebolla trinchada, el ajo fileteado, el pimiento en tiras y, cuando todo lo anterior blandea, los  tomates cuarteados. Dejamos pochar bien el  conjunto salpimentado y lo reservamos.
Entre tanto ya hemos puesto las patatas a cocer en agua con su punto de sal. El tiempo de cocción es de unos veinte minutos, a los quince ponemos el bacalao con las patatas después de haber retirado prácticamente toda el agua. Sólo dejamos medio dedo en el fondo del recipiente.
Regamos el conjunto con el sofrito que tenemos el la sartén y tapamos la cazuela dejándolo cocer a fuego muy suave de este modo por espacio de unos ocho minutos.
Llevamos a la mesa en la misma cazuela y servimos en platos previamente calentados.